¿Prueba de esfuerzo para Fútbol?

diciembre 20, 2017

197 vistas

El ejercicio regular incrementa  la calidad de vida de una persona, el fútbol por ejemplo puede ser una actividad moderada o intensa necesaria para mantener un buen estado físico y  de salud; sin embargo no está exenta de riesgos y posibles lesiones; por lo  que es preciso conocer el estado inicial y la respuesta al esfuerzo físico mediante la valoración médica deportiva complementada con una prueba de esfuerzo o ergometría que a diferencia de un examen médico general se enfocará en estudiar cómo se comporta el organismo antes, durante y después de la práctica deportiva.

 

La importancia de realizar una ergometría con un médico especializado radica en que sirve para diagnosticar alteraciones cardiacas, cardiopatía isquémica, arritmias, hipertensión arterial, o malformaciones congénitas que pueden poner en riesgo su vida;  permite valorar las capacidades físicas del deportista y calcular parámetros fisiológicos como los METS,  Frecuencia cardíaca máxima de manera más fiable para monitorizar mejor la intensidad, el Consumo máximo de oxígeno (VO2 máx.) es la máxima capacidad de consumo de oxígeno, cuanto más alto el valor, mejor capacidad y resistencia hay al ejercicio, puede mejorarse con el entrenamiento. El Umbral aeróbico es el rango máximo del metabolismo aeróbico, a partir del cual el ejercicio se realiza sin oxígeno se convierte en anaeróbico, el Umbral anaeróbico a partir del cual el cuerpo empieza a acumular fatiga y ácido láctico; ambos útiles para calcular las series de velocidad. Información muy importante a la hora de planificar entrenamientos y preparar a los deportistas para alcanzar el estado óptimo. Se realiza en una cinta de correr o bicicleta con una máscara, también se puede realizar una espirometría (análisis de gases) y adicionar mediciones de sangre para ver índices de lactato.

 

Se debe realizar  una revisión médica con prueba de esfuerzo a partir de los 16 años, a cualquier deportista que realice actividad media o alta al menos una vez cada  año. Es posible que la mayoría  no considere la prueba importante, sin embargo en cuestión de salud  más allá de un objetivo de rendimiento, mientras más datos fidedignos obtenemos, mejores resultados lograremos ya que trabajar sobre seguro y con la tranquilidad de hacer bien las cosas no tiene precio, tiene una duración aproximada de 15 minutos y es una herramienta básica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *