El Maestro de todos los tiempos

septiembre 20, 2017

226 vistas

En el siglo pasado el fútbol boliviano gozó de un futbolista que marcó época en el continente: Víctor Agustín Ugarte, cuya leyenda consiguió superar las barreras del tiempo y se hace cada día más grande.

  1. Apoteosis

Como era de esperarse, calificó así la consagración en el Sudamericano de 1963, cuando le marcó dos goles a Brasil en el partido final (que también significó su retiro de la selección nacional), como el mejor momento de su carrera profesional.

  1. Buzo

En una entrevista, Wilfredo Camacho –un histórico del fútbol nacional con el que compartió plantel durante varios años– contó que en los viajes de la selección nacional todos usaban buzo verde, menos él: el ‘Maestro’ viajaba de blanco.

  1. Colombia

Tuvo una gran temporada jugando en Once Caldas de Colombia en 1961. Su impacto fue tal que, después de un partido en el que le ganó ‘solo’ al Deportivo Independiente Medellín, recibió una propuesta seria para jugar en la selección cafetera, pero la rechazó.

  1. Debut

Jugó su primer partido con la camiseta de Bolívar el 29 de junio de 1947, contra Ferroviario. Y si bien fue derrota (1-2) para los celestes, los reportes de la época aseguran que “deleitó a la tribuna con toques exquisitos del balón”.

  1. Epílogo

Los últimos años de su vida terrenal no estuvieron a la altura de lo que fue. Se ganaba la vida como taxista –varios gobernantes se habían comprometido a otorgarle un subsidio, pero nunca lo hicieron–, sus hijos le ocasionaron problemas serios y cuando enfermó no tenía quién lo acompañe. Falleció el 20 de marzo de 1995.

  1. Fantasía

Marcó el que es considerado como el mejor gol de su carrera en un amistoso ante Rot-Weiss, de Alemania, en 1954: arrancando en la mitad de la cancha, superó a tres defensores a pura gambeta y, cuando le tocó enfrentar al arquero, marcó de emboquillada con un golpe de taco.

  1. Gambeta

Quienes lo vieron jugar aseguran que no hubo futbolista nacional tan habilidoso como él. Entre las características que destacan está una gambeta ‘endiablada’, velocidad física y mental impresionante y precisión milimétrica para colocar pelotazos.

  1. Homenaje

En honor a él, los principales escenarios de Tupiza –donde también cuenta con un ambiente dedicado íntegramente a él en el museo del Club Deportivo Huracán, donde se inició– y Potosí llevan su nombre.

  1. Inhabilitación

En 1964, mientras jugaba sus últimos partidos en Bolívar, el Tribunal de Penas de la Asociación de Fútbol de La Paz lo suspendió por un año tras un entredicho que tuvo con un dirigente de divisiones inferiores. A la larga reveló que fue el momento más difícil que le tocó atravesar en su carrera.

  1. Jubilación

Le puso punto final a su exitosa carrera en 1966, poco después de convertirse en cuadragenario, vistiendo la camiseta de Mariscal Santa Cruz. Después, probó suerte como director técnico, pero no llegó a trascender a un nivel ni remotamente cercano al que alcanzó como futbolista.

  1. Killer

Es el máximo goleador de Bolivia en la historia de la ahora llamada Copa América: marcó 11 goles (5 de penal) en las cinco ediciones que disputó (1947, 1949, 1953, 1959 y 1963). Además, es el tercer jugador con más partidos en la historia de la competición, con 30 (sólo lo superan el chileno Sergio Livingstone, con 34, y el brasileño Zizinho, con 33).

  1. Lima

Anotó su gol más recordado en el Estadio Nacional de Lima, ante más de 50 mil personas, cuando Bolivia derrotó a Perú por 1-0 en el partido inaugural del Sudamericano de 1953: faltaban menos de tres minutos para la conclusión del partido y, en un contragolpe, se sacó de encima a un defensor y definió a colocar por encima del arquero.

  1. Metrópolis

Un día, cuando aún era muy joven, recibió un consejo que le cambió la vida: “Si quieres ser un futbolista de verdad, tienes que ir a La Paz”, le recomendó un amigo. Y poco después de cumplir 21 años, en 1947, lo hizo: Bolívar le abrió las puertas para que debute en Primera.

  1. Nene

Jugó en San Lorenzo de Almagro durante el primer semestre de 1958. Fue su primera experiencia en el fútbol del extranjero, y empezó bien, pero –además de que no se pudo adaptar a la vida fuera de Bolivia– un conflicto con el ‘Nene’ José Sanfilippo –ídolo del conjunto azulgrana– terminó provocando su salida del club.

  1. Origen

Nació en Tupiza (Potosí) el 5 de mayo de 1926. Y desde muy pequeño le agarró el gusto a la pelota. Durante su adolescencia trabajaba como ayudante de su tío en una fábrica y, paralelamente, hacía sus primeras armas en el club Huracán.

  1. Precoz

Antes de que se cierre la etapa del amateurismo ya era un profesional. Era el mejor pagado del país y, además, a diferencia de la mayoría de los futbolistas de la época, no desempeñaba ninguna labor paralela: entrenaba toda la semana (los demás, sólo una o dos veces).

  1. Querendón

Si sus dos experiencias en el fútbol del extranjero duraron poco, fue en gran parte porque no podía pasar mucho tiempo lejos de su tierra. Era un hombre muy apegado a las costumbres y particularidades del país.

  1. Real Madrid

En 1953 recibió una invitación para probarse en el Real Madrid. Sí: en el Real Madrid. ¿Cuál fue la respuesta de Bolívar? “No está en venta, es patrimonio del club”. Dos años después los Merengues ganaron –y de forma consecutiva– las primeras cinco Copas de Europa de la historia.

  1. Sucesor

Poco antes de dejar Bolívar, eligió a Walter Costa como su jugador preferido para ocupar su puesto. Y el tiempo le dio la razón: si bien su sucesor no alcanzó su dimensión, fue una de las grandes figuras del equipo en los años siguientes.

  1. Taco

Uno de sus rasgos característicos era pararse de espaldas al arquero antes de patear los penales. Pero una vez, en un partido entre Bolívar y Municipal, en vez de darse la vuelta para rematar con normalidad, dio un par de pasos hacia atrás y la mandó a guardar de taco.

  1. Universidad

Algunas versiones aseguran que cuando viajó a La Paz en 1947 no buscaba dedicarse al fútbol, sino estudiar una carrera univesitaria. ¿Qué hubiera sido de la historia del deporte nacional sin el Maestro?

  1. Vehículo

La hinchada de Bolívar lo idolatraba tanto que, después de los partidos, lo llevaba en andas desde el estadio Hernando Siles hasta su domicilio, ubicado en las cercanías de la Plaza Murillo.

  1. Wing

Las posiciones en el fútbol han cambiado mucho desde sus tiempos. En su época jugaba como wing o insider (alero o entreala, en español) dentro de un sistema con cinco delanteros; hoy, probablemente, se desempeñaría como volante de apoyo o mediapunta.

  1. XXS

Era muy corto de estatura: medía apenas 1,68. Pero eso, en vez de convertirse en una limitación, potenció su estilo de juego, que se caracterizaba por el vértigo y la velocidad.

  1. Yo

En sus últimos años le costó mucho acostumbrarse a estar alejado de la fama que había disfrutado durante la mayor parte de su vida y convertirse en una persona ordinaria. Según cuentan los que compartieron ese tiempo con él, esa nostalgia incidió bastante en el deterioro de su salud.

  1. Zozobra

Uno de los objetivos que no pudo cumplir fue la creación de su escuela. “Hay que hacer respetar el nombre de Bolivia en cualquier cancha, del exterior o de cualquier lado, con valentía y con hombría”, reflexionaba después de su retiro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *