Zidane, el genio que se reinventó

julio 17, 2017

327 vistas

Como jugador, fue uno de los mejores jugadores de los últimos tiempos. Y contra todo pronóstico, sus números como entrenador son igual de sorprendentes: ganó las dos Champions League que disputó en sus primeras temporadas al mando del Real Madrid y sueña con conseguir el tricampeonato, que nadie logra desde el Bayern de Múnich de los setentas.

  1. Argelia

Nació en Marsella, pero sus padres, Smail y Malika, son argelinos. Emigraron a territorio francés en 1962, diez años antes de su nacimiento. Él creció en el país cuya camiseta terminó defendiendo durante su carrera como internacional y no conoció la ciudad de origen de sus padres hasta que ya era mayor.  

  1. Balón de Oro

En 1998, producto de su notable actuación en el Mundial y su gran trayectoria en la Juventus, se hizo acreedor del máximo galardón del planeta fútbol: el Balón de Oro.

  1. Cabezazo

Todos recuerdan el de la final de Alemania 2006, pero pocos saben que ese no fue el primero. En un partido de la Champions League del 2000/01, contra el Hamburgo, le propinó un golpe similar a Jochen Kientz y también vio la tarjeta roja.

  1. Debut

Al igual que la mayoría de los jugadores de élite, debutó siendo muy joven, a los dieciséis años. Fue en 1989, con la camiseta del Cannes. Su primer gol, por otra parte, llegó casi dos años después, en la temporada 1990/91.

  1. Enzo

Durante su adolescencia, el uruguayo Enzo Francescoli –que pasaba por el fútbol francés– fue su modelo a seguir. Su admiración por el símbolo de River Plate fue tal que incluso llegó a nombrar a uno de sus hijos –Enzo, recientemente adquirido por el Alavés– en su honor. Y según cuentan, durmió abrazado de la camiseta que intercambió con él tras la final de la Copa Intercontinental de 1996. Admiración total.

  1. Figura

En el torneo que significó su adiós al fútbol profesional, el Mundial de Alemania (2006), fue elegido como el mejor jugador del certamen a pesar de su arrebato de ira en el partido definitorio. Se impuso sobre figuras de la talla de Fabio Cannavaro y Andrea Pirlo, que habían sido fundamentales para que Italia levante el trofeo.

  1. Girondis

Tras consolidarse en el primer equipo del Cannes, le llegó la oportunidad de formar parte de uno de los grandes de su país. En 1992, se unió al Girondis de Burdeos, donde se erigió como uno de los pilares del equipo y empezó a marcar goles de gran factura.

  1. Humilde

A pesar de haber conquistado el bicampeonato europeo en sus dos primeras temporadas como entrenador, se mantiene modesto. “No soy el mejor del mundo. Hay que felicitar a los jugadores y a todos los que componen este gran club”, declaró tras la final de la última Champions League, en la que su equipo derrotó a la Juventus por un categórico 4-1.

  1. Internacional

En agosto de 1994, debutó en la selección francesa, que, en un partido amistoso, perdía 2-0 contra República Checa. Ingresó faltando media hora para la conclusión del partido y marcó un doblete para decretar el 2-2 final.

  1. Judo

Practicó varios deportes cuando era niño. Particularmente, pasó una época bastante abocado al judo, y hasta llegó a ser cinturón verde. Sin embargo, llegado el momento de tomar una decisión, prefirió dedicarse de lleno al fútbol.

  1. Kylian

Según reportes de medios españoles, su gran anhelo de cara a la próxima temporada tiene nombre y apellido: Kylian Mbappé, joven delantero francés con quien comparte nacionalidad. Algunos inclusive se animan a afirmar que ya se contactó con él para vestirlo de merengue. ¿Lo convencerá?

  1. Leverkusen

Si hubiera que inmortalizarlo en una sola imagen, más allá de todo lo que significó para su selección, sería la de captura de su antológico gol en la final de la Champions League 2001/02, contra el Bayer Leverkusen, cuando, tras un centro bombeado de Roberto Carlos, remató de volea con la pierna zurda desde el borde del área grande y mandó la pelota al ángulo. Valió un título.

  1. Mundial

Fue  la figura indiscutida del trofeo que, por primera vez, Francia levantó en 1998. Se puso el equipo al hombro en los momentos más difíciles del certamen –en el que los suyos hicieron de anfitriones– y, además, marcó los dos primeros goles de la final ante el poderoso Brasil de Ronaldo y compañía.

  1. Neymar

En septiembre del año pasado, para sorpresa de muchos, defendió a una de las principales figuras de su archirrival: Neymar Jr, que había sido criticado por su estilo de juego. “Lo que hace no es ninguna provocación, él interpreta el fútbol como piensa y hace cosas que no muchos pueden hacer”, dijo.

  1. Observador

Antes de emprender su camino como director técnico, visitó los entrenamientos del Bayern de Múnich y del Olympique de Marsella, donde dos históricos como Josep Guardiola y Marcelo Bielsa, respectivamente, estaban al mando. Además, compartió mucho con José Mourinho durante su estadía en Madrid y fue la mano derecha de Carlo Ancelotti cuando dirigía al equipo merengue. Aprendió de los mejores.

  1. Platiní

Cuando llegó a  la Juventus en 1996, las comparaciones con su compatriota Michel Platiní eran inevitables. Pero finalmente, a fuerza de talento y entrega, se ganó el cariño de los tifosi de la Vecchia Signora. Vestido de blanco y negro, ganó dos ligas, en 1997 y 1998, y la Supercopa Europea y la Copa Intercontinental de 1996.

  1. Qatar

Fue uno de los grandes impulsores para que Qatar organice el Mundial del 2022. Según varios medios europeos, lo hizo a cambio de una impresionante cifra de dinero, que supera los 50 millones de euros, motivo que lo hizo objeto de varias críticas. Algunos no dudaron en acusarlo de ‘prostitución’.

  1. Récord

En su momento, fue la transferencia más cara en la historia del fútbol mundial. El Real Madrid lo compró de la Juventus por 71 M€ en el verano del 2001, una cifra que hoy en día se quedaría corta para un jugador de su categoría.

  1. Séptimo

Al conquistar su primera Champions League como entrenador merengue (2015/16), se metió al selecto grupo de personas que ganaron el principal certamen de clubes en Europa como jugadores y como técnicos. Antes lo hicieron Miguel Muñoz (1956, 1957 y 1958, como jugador; 1960 y 1966, como entrenador), Giovanni Trapattoni (1963, 1969; 1985), Johan Cruyff (1971, 1972, 1973; 1992), Frank Rijkaard (1989, 1990, 1995; 2006), Carlo Ancelotti (1989 y 1990; 2003, 2007 y 2014) y Josep Guardiola (1992; 2009, 2011).

  1. Traje

Desde el banquillo, vive los partidos con mucha intensidad. Tanto así que, en más de una ocasión, sus elegantes trajes se desgarraron por sus enérgicos movimientos. Contra el Wolfsburgo, en abril del 2016, la imagen de su pantalón roto recorrió el mundo.

  1. Utopía

Tras levantar la Champions League del 2001/02, que fue la novena  del Real Madrid, le dijo a un prestigioso diario español que también quería “levantar la décima, la undécima y la duodécima”. Quince años después, puede decir que cumplió su deseo.

  1. Valdebebas

Quienes lo conocen, aseguran que es muy metódico. En compañía con David Bettoni y Luis Llopis, dos de sus asistentes, estudia meticulosamente a sus rivales y plantea una infinidad de jugadas a balón para hacerles daño. En la última temporada, El 24% de los goles del Real Madrid llegaron por esa vía.

  1. Wenger

En España aseguran que uno de los principales candidatos a sucederlo es Arsene Wenger, un histórico que lleva más de 20 años dirigiendo al Arsenal inglés. Sin embargo, por lo pronto, su salida parece improbable.

  1. Xabi

Recientemente, Xabi Alonso se retiró del fútbol profesional. Y en Madrid, ya piensan en su futuro. En los pasillos de la casa blanca ha crecido el rumor de que el vasco buscará dar sus primeros pasos como entrenador en sus divisiones inferiores, y ya lo pintan como “el futuro Zidane”.

  1. Yoga

En su entorno aseguran que suele hacer yoga para relajarse. Según cuentan, es parte fundamental de su rutina para mantenerse sereno ante la enorme presión que recae sobre sus hombros desde que se hizo cargo del equipo más ganador de Europa.

  1. Zizou

Su inconfundible apodo surgió cuando estaba en el Burdeos. Rolland Courbis, uno de sus entrenadores, acortó su nombre para darle indicaciones de manera más fluida. Después, se hizo popular entre los relatores de las transmisiones televisivas y se le quedó para siempre.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *