Marta, Campeona en igualdad de género

diciembre 9, 2016

315 vistas

Brasil y fútbol son prácticamente sinónimos en el mundo, la historia de este país tiene inscritos nombres importantes como Zico, Romario, Rivaldo, Ronaldo, Ronaldinho y por supuesto, Pelé. Pero existe una persona que no sólo superó los récords de Pelé en la cancha sino que fuera de ella es una campeona en la igualdad de género, Marta Vieira Silva.


Es una leyenda viva del fútbol femenino, con 30 años cumplidos su carrera está llena de récords y logros, Su historia tuvo un inicio muy complicado, su padre abandonó su familia cuando ella tenía menos de un año y su madre tuvo que trabajar todo el día para mantener a sus cuatro hijos. Los problemas económicos hicieron que Marta no pudiera ir a la escuela hasta que cumpliera los nueve años.

 

En aquellos tiempos en Brasil no era común ver a una niña jugando fútbol, había quienes lo consideraban una deshonra para la familia, por ello sus hermanos cada vez que la encontraban jugando, la perseguían para llevarla a casa, pero casi nunca la alcanzaban. “Era una niña en medio de un montón de niños y no siempre bien aceptada, pero nunca desistí porque me di cuenta que era una forma de progresar en la vida y ayudar a mi familia y revertir ese papel de la mujer”, es el recuerdo que Marta tiene de sus inicios.
Su carrera comenzó cuando ella tenía 14 años y el director de un torneo infantil le propuso ir a Rio de Janeiro para probarse en el Vasco da Gama, pero no tenían dinero para comprar un pasaje de avión, por lo que tuvo que viajar tres días en bus desde Dois Riachas, una distancia de dos mil kilómetros.

 

Desde ese momento hasta ahora, ha vestido las camisetas del Vasco da Gama (2000-02), Santa Cruz (2002-04), Umeå IK (2004-08), Los Ángeles Sol (2009), Santos (2009-10), FC Gold Pride (2010), Santos (2011), Western New York Flash (2011), Tyresö FF (2012-14) y Rosengård (2014-actualidad).

Entre sus logros están los ocho títulos de Liga que consiguió (seis en Suecia y dos en Estados Unidos), una Champions League, una Copa Libertadores, dos medallas de oro Panamericanas, dos medallas de plata olímpicas (Atenas 2004 y Pekin 2008) y una medalla de plata en el Mundial femenino 2007.

Como goleadora ostenta el ser la máxima anotadora en Mundiales donde tiene la marca de 15 goles, el último lo hizo en Canadá el 2015 frente a Corea y superó a Pelé vistiendo la verde amarela, ya que el astro brasileño marcó 95 tantos en su carrera y Marta lleva 98 hasta el momento.

A todo ese currículum se suma el hecho de ser la única jugadora del mundo con cinco Balones de Oro de manera consecutiva desde el 2006 al 2010 -hazaña nunca alcanzada por ningún jugador varón- y por si fuera poco, está cerca de alcanzar su sexto Balón de Oro, ya que está en la lista de diez candidatas a ser designadas como la Mejor Jugadora del 2016, premio que se entregará el 9 de enero de 2017 en Zurich.


Pero fuera de la cancha hay un premio que para ella es igual de importante que todos los Balones de Oro que ganó, el ser embajadora de ONU. El 2010 la Organización de Naciones Unidas la nombró Embajadora de Buena Voluntad, un cargo que pocas personas tienen y ella es la única con dos funciones: trabajar para disminuir la pobreza y por la autonomía femenina. “Es uno de los premios más importantes de mi vida porque se usó mi historia como ejemplo para ayudar a otras personas a pensar en un futuro mejor” mencionó tras su nombramiento.

Esa lucha por la igualdad de género es la que siempre la motivó a nunca desistir, ni cuando de niña debía escapar de sus hermanos para poder jugar fútbol, ni ahora que busca que el fútbol femenino tenga un trato igual al masculino. Y es que la misma Marta -que es cotidianamente comparada con Neymar- gana un salario anual de 400.000 dólares, mientras que su compatriota Neymar, hoy en el Barcelona, se embolsa 14,5 millones.

Las comparaciones son duras pero Neymar cuenta con 14 patrocinadores mientras que Marta cuenta con muy pocos, entre los que sólo sobresalen dos grandes, Puma y Coca Cola, este último sponsor trae a la brasileña recuerdos de su dura infancia ya que no olvida que “tomaba Coca Cola sólo cuando visitaba a algún familiar en casa no podían permitirse extravagancias de ese tipo”.

Este 2016 durante los Juegos Olímpicos de Río todos recuerdan la imagen del niño que tachó el nombre de Neymar en su camiseta de la Selección de Brasil para poner el de Marta. y es que la empresa norteamericana sólo vende camisetas del equipo masculino y no así del femenino que llegó a semifinales.

Marta, la también llamada “Pele con falda” -un apodo que la hace feliz por la admiración hacia el astro, pero que también detesta porque sólo usa una falda o zapatos de tacón cuando la ocasión la obliga-, busca romper tabús “Todavía mucha gente cree que la mujer es el sexo frágil, que no pueden hacer funciones que se consideran más masculinas.Todavía hay prejuicios y eso a veces traba el desarrollo de la mujer. Espero que mis éxitos ayuden a más mujeres a tener el valor de hacer lo que quieren hacer en la vida”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *