San José, el orgullo orureño alcanzó su cuarta estrella

diciembre 23, 2018

168 vistas

El Torneo Clausura 2018 tiene como campeón al club San José de Oruro que logró sumar su segunda estrella en el fútbol profesional. En un torneo vibrante hasta el último minuto, el cuadro orureño con 53 puntos logró tener la ventaja necesaria para dar la vuelta olímpica en una noche en la que la lluvia fue el condimento especial y además, Royal Pari, el único rival que podía arruinarles la fiesta, estuvo a la altura de una final y le dio el dramatismo y emoción necesario para que al final de los 90 minutos se desate la locura orureña.

San José tiene 76 años de historia, cada una de las estrellas que tiene bordadas en su escudo tienen una historia particular. El primer título fue en 1955, a aquel equipo campeón se lo conoce también como los Húngaros en honor a la selección de Hungría que destacó en el Mundial del 54; en aquel torneo, San José se consagró campeón tres partidos antes de que finalice el torneo tras empatar en La Paz con Bolívar, ese mismo día toda la ciudad de Oruro se dio cita en la estación del ferrocarril para recibir a sus figuras que lograron su primera estrella.

Pero la fiesta aquel año no terminó ahí, el equipo quería dar la vuelta olímpica con su hinchada, en el partido de la fecha final ante Wilstermann, más de 20 mil personas se dieron cita al Jesús Bermúdez, había tantas personas que tuvieron que sentarse en la pista atlética. Aunque ese día no terminó todo pacíficamente ya que los hinchas del cuadro aviador desataron una pelea campal.

Tuvieron que pasar 40 años para que pudieran alcanzar un nuevo título, fue en 1995 en el estadio Félix Capriles de la ciudad de Cochabamba, otro campeonato vibrante, ya que Guabirá y los santos por la gran campaña que hicieron forzaron a una final extra donde los de la V azulada se impusieron en la ronda de los penales y la figura del arquero santo Carlos Laime quien estando lesionado de la pierna izquierda atajó dos penales.

La tercera estrella fue más de una década después, en el año 2007, en aquella ocasión el torneo tenía un formato diferente, hubo un hexagonal final, donde San José tal como en la obtención de su anterior título, empató en puntos, esta vez junto a La Paz Fútbol Club, por lo que se jugó una llave de ida y vuelta final. En la ida el marcador terminó con empate 2-2 en La Paz, la revancha en Oruro con un marco de 35 mil espectadores fue emocionante, San José trabajó y sufrió mucho para doblegar al elenco paceño, el resultado final fue 1-0 para los santos y se comenzaba a bordar la tercera estrella en el escudo.

Este 2018, San José tuvo el premio añorado gracias a su entrega sin dudar por parte del plantel. El equipo con bajo perfil fue escalando en la tabla, aprovechó y le sacó ventaja a su localía donde solo Nacional Potosí le sacó una victoria. Fue un equipo regular pero sobre todo de mucho sacrificio por parte de los jugadores que nunca dejaron de creer en sí mismos.

Uno de los principales problemas que tuvieron que afrontar fue de orden económico, el equipo entró en paro de actividades semana por medio, en cierto tramo del semestre. Sobre el final del campeonato deudas de anteriores gestiones también comenzaron a acechar ya que con fallos ejecutoriados se buscó el dinero para no perder puntos.

El equipo estuvo dirigido por Eduardo Villegas quien mantuvo la base durante todo el año y logró consolidar el grupo para el segundo semestre haciendo posible conseguir el título. Villegas llegó a finales de 2017 para reemplazar a Nestor Clausen. Luego de un impase con el goleador histórico del club, Carlos Saucedo, Villegas eligió a Didi Torrico como capitán para todo el Clausura, el volante nacional llevó el cintillo en las 26 fechas del torneo pero además se destacó por su facilidad para acomodarse a distintos lugares de la cancha, jugó de lateral derecho, izquierdo, volante por izquierda y también por derecha.

El arco fue un puesto que no tuvo un solo dueño, San José en la primera ronda tuvo como arquero titular al joven Jesús Careaga de 21 años quien pudo mantener su arco en cero en tres de los seis partidos que atajó. Posteriormente y hasta la fecha final ante Royal Pari, fue el argentino Carlos Franco quien estuvo bajo los tres palos y quien dedicó el logro a su esposa e hijo.

Otro de los jugadores clave para el título fue el goleador del torneo Jair Reinoso, colombiano que pasó por clubes como Bolívar, Aurora se convirtió en la carta de gol en el Clausura con 20 goles, el título lo dedicó a su esposa e hijas y resaltó  “un título muy luchado, nadie sabe lo que pasamos, nadie sabe qué hace cinco meses cuando querían que me fuera lo que pasó, lo que mi familia lloró. Este grupo pasó de todo y aun así salimos adelante, somos campeones” confesó entre lágrimas.

Un miembro del plantel fundamental en el funcionamiento del equipo y el jugador base en la columna vertebral fue el argentino Javier Sanguinetti, con doce goles pero sobre todo siendo el enganche ideal para concretar las victorias, “quiero agradecer a Dios por este momento, estoy feliz, agotamos todo lo que teníamos, fue justo por lo que mostramos durante el año, se nos hizo difícil el último partido, mucha ansiedad, no podíamos fallar. Felices de poder formar parte de la historia de San José, trabajamos muy duro durante todo el año” afirmó el argentino tras colgarse la medalla.

Fotos: Arturo Orgaz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *