José Milton Melgar, “La clase hecha Maravilla”

noviembre 26, 2018

319 vistas

A. Amigos.

El mediocampista por su paso en Argentina hizo amigos como Jorge ‘Pipa’ Higuaín, Daniel Pasarella, Sergio ‘Checho’ Batista, Javier Villarreal, Alfredo Graciani, Enrique Hrabina, hoy por hoy leyendas del fútbol.

B. Blooming.

Comenzó su carrera futbolística en un equipo de barrio llamado “Maquina Vieja” donde jugaban sus hermanos, después de unos años saltó a la selección juvenil cruceña de 1978 que jugó en Trinidad, donde salió campeón, posteriormente jugó un Sudamericano juvenil. Después de esa campaña cuatro equipos de Santa Cruz se interesaron en él, pero es en Blooming donde logra debutar en el fútbol profesional boliviano.

C. Clasificación.

Fue parte de la Selección boliviana que, bajo el mando del español Xabier Azkargorta, logró la histórica clasificación al Mundial de Estados Unidos en 1994, la única hasta ahora para Bolivia. En aquella campaña, Melgar alternó la banda de capitán con Carlos Borja.

D. Doce.

“La doce” como se conoce la hinchada de Boca, lo alentaba con el grito: “boliviano, boliviano, boliviano”, una manera de reconocer su talento y hacer un amistoso guiño a la extensa colectividad del país que vive en la Argentina.

E. Escuela.

En la actualidad se dedica a su escuela de fútbol que lleva su nombre “Milton Melgar” en su ciudad natal y en el parque Avellaneda de Buenos Aires Argentina.

F. Fundación.

El hecho de haber jugado en el fútbol argentino y ver la amplia comunidad boliviana, le generó un sueño, el de poder crear una fundación para  jóvenes bolivianos en Argentina.

G. Gol.

Sin duda alguna su mejor gol en el fútbol bolivianos fue ante Bolívar en 1984, con el cual consiguió además su primer título con Blooming.

H. Himno.

Si hay una imagen icónica para el fútbol boliviano nos transportamos a junio del año 1994, inauguración de la copa del mundo. Bolivia abre el campeonato ante el vigente campeón, Alemania. Se escucha el himno nacional y los jugadores empiezan a entonarlo, la cámara se posa en Melgar y muestra el fervor patriótico de futbolista.

I. Ídolo.

Su dominio elegante del balón y disciplina, lo convirtió en uno de los ídolos de Bolivia en la década de los 80s.

J. Jamás.

“Maravilla” Melgar jamás pensó ser futbolista profesional, simplemente jugaba porque le gustaba, así lo confiesa a la prensa cuando le consultan sobre el tema.

K. Kilos

“Yo a mis 18 años pesaba 50 kilos” recordó en una entrevista, recordando que era uno de los jugadores más flacos de aquella Selección del 93. La diferencia física en el Mundial del 94 respecto a los rivales era muy notoria, situación que puso tensión en el vestuario boliviano antes del debut, fue cuando Melgar decidió arengar a sus compañeros de una manera diferente “apoyarme en la valla, dándoles la espalda a los alemanes. Me quité la camiseta, mostrando mi torso esquelético a todos los presentes (era uno de los más delgados del plantel), y lancé un grito desesperado: “¡Qué tienen ellos que no tengamos nosotros!”.

La broma surtió efecto porque todos estallaron en una risa que sirvió para distender el ambiente. Ni siquiera nuestro técnico pudo contenerse”.

L. Lampe.

Tras la noticia de que su compatriota Carlos Emilio Lampe fichaba por Boca, Melgar declaró que sería el primero en aplaudirlo, como forma de manifestar su apoyo por el guardameta boliviano.

M. Maravilla.

Era un jugador con un gran dominio de balón, jugaba con la pelota pegada al pie y tenía una gran visión de campo. José Milton no pateaba la pelota, la acariciaba, lo cual hizo ganarse el apodo de “Maravilla”.

N. Número.

El mítico boliviano siempre llevo el número ocho en la espalda en los distintos equipos en los que desarrolló su carrera.

O. Oriente.

Si bien no jugó por mucho tiempo en Oriente Petrolero consiguió un título con el mismo, posteriormente dirigió al club cruceño.

P. Prensa.

En su paso por Argentina, la prensa de aquel país elogiaba constantemente a Melgar, gracias a su orden dentro de la cancha y su clase.

R. River.

Con la llegada de José Omar Pastoriza a la conducción técnica de Boca, fue relegado y encontró una salida en River, el archirrival. Claro, el equipo Millonario había contratado a Menotti, quien ya lo conocía y valoraba. En aquel River estaban también Daniel Passarella, Sergio Batista, Jorge “pipa” Higuaín, Claudio Borghi. Esa fue su última experiencia en el fútbol argentino.

S. Superclásico.

Su primer superclásico fue en Mar del Plata, en la llamada Copa de Oro, que se solía disputar en el verano por entonces, él vistiendo la casaca xeneize. Es de los pocos afortunados en haber disputado este partido defendiendo ambas camisetas.

T. Título.

Uno de sus títulos más importantes de su carrera, es el que consiguió con Boca Juniors en la liguilla prelibertadores

U. Único.

Milton Melgar, es el único boliviano que tuvo el placer de jugar en Boca Juniors y River Plate los dos grandes del fútbol argentino.

V. Viceministro.

En su faceta post fútbol surge una invitación del Presidente del Estado Plurinacional de Bolivia, para ser Viceministro de deportes, cargo que ocupó en el año 2006, fue quien comenzó la tarea de organización de los Juegos Bolivarianos Sucre 2009, competencia que reunió a Venezuela, Colombia, Panamá, Ecuador, Perú y Bolivia.

W. Walter.

En 1998 después de su retiro disputó algunos partidos con Oriente Petrolero, mientras se desempeñaba como ayudante de campo del DT Walter Roque.

X. Xabier

“Es el ideal, su apelativo de Maravilla es justo, es el auténtico pilón y líder del equipo, un hombre con una credibilidad a tope” fueron las palabras con la que Xabier Azkargorta describió a su jugador años después de haberlo dirigido.

Z. Zurich

En 2007, Melgar fue parte de la Comisión que defendió el estadio Hernando Siles ante la FIFA, en calidad de Viceministro de Deportes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *