#25

noviembre 26, 2018

¿Quién ganó?

Autor: Pablo Bustillos – Periodista Deportivo

Aun el 4 de junio del presente año, tras el sorteo de octavos de final de la Copa Libertadores, tener la final más impactante de las 59 ediciones de este campeonato parecía una quimera. Una rivalidad que acumula más de un siglo, que trasciende fronteras y que es el partido referente de la Conmebol. El primer partido entre los antiguos vecinos se celebró en 1913, han pasado 105 años y 370 partidos de todas las competencias desde aquella tarde.

Iniciaba el mes de noviembre y desde Luque, quedó sentenciado que los dos equipos más populares de Argentina solo podían encontrarse en la terraza. Pocas personas giraban la cabeza para verse lado a lado por encima del hombro y esbozar un gesto de sospecha acompañada de una tenue sonrisa… una dulce intriga que solo buscaba complicidad, no respuesta verbal. La retroalimentación cobró fuerzas durante 148 días, tiempo en el que tardó en revelarse una de los hechos más inéditos de la historia del fútbol sudamericano… la final Boca – River era una realidad. ¿Un inconveniente o un premio para Conmebol? ¿Un inconveniente o un premio para Argentina? ¿Un inconveniente o un premio para la vida? Las dos primeras respuestas provocarán un debate sin fin, la tercera, para los amantes del fútbol (que para el caso es lo mismo que la vida) seguramente tendrá pronta respuesta.

La pasión estuvo por encima de los 43 puntos de rating generados en la televisión o de las 1900 solicitudes de credenciales de prensa para cada final; incluso más allá del pago de 5000 dólares por una entrada para la “Bombonera” o el “Monumental”. Situación que plasmó el crecimiento en general que se vio en cuanto a asistencia en toda la Copa. Un promedio de 23000 personas en cada partido indicaron el 13% de incremento respecto a la versión 2017.

Si bien el campeón ya está reconocido… aún no se sabe qué sentimiento ganó… quizás ¿alguno de los negativos? ¿Dolor? ¿Tristeza? ¿Desesperanza? o algún sentimiento positivo ¿Felicidad? ¿Gratitud? ¿Amor?.