Humildad, alegría y entrega. El ultimo 10 celeste.

octubre 22, 2018

228 vistas

Carlos Ángel “El Zurdo” López nació en Argentina llegó a Bolivia en 1985 para jugar solo seis meses en el club Bolívar, pero terminó echando raíces e incluso puso fin a su carrera en la Academia paceña después de la copa Libertadores de 1992. Jugador de Selección que falleció a los 66 años fue el gran 10 celeste.

América.

Carlos Ángel López formó parte de la selección Argentina de 1979. En aquel año disputó la Copa América y convirtió un gol con el que su país derrotó por 2- 1 a Bolivia en La Paz. Tiempo después se convertiría en ídolo del fútbol boliviano.

Bolívar.

A los 33 años apostó por Bolívar de La Paz, fueron cuatro meses los que le tomaron salir campeón y meterse en el corazón de la hinchada celeste. Consiguió cinco títulos en siete años de carrera en el equipo paceño.

Colombia.

Su nombre no es desconocido en Colombia, especialmente para los hinchas de Millonarios. Llegó a Bogotá en 1982 y le bastaron dos temporadas para quedarse definitivamente en el salón de los ídolos del equipo capitalino.

Didí.

Tras la huelga de los jugadores profesionales del 1971 le trajo una oportunidad inmejorable. River disputó un amistoso con Excursionistas y Didí – renombrado DT brasileño – quedó azorado por la habilidad de “ese pibe flaquito que tiene la 10”. Un llamado dirigencial y su inmediato pase a préstamo le facilitó la gran chance de jugar en Primera División. Debutó en la cuarta fecha del campeonato Metropolitano de 1972, en la victoria 2-0 ante Independiente en Avellaneda.

Estudiantes.

En Estudiantes de La Plata, donde disputó 146 partidos y convirtió 16 goles. Su juego atildado lo hizo sobresalir y ser considerado un “distinto”. Se ganó el respeto de la hinchada, que le dedicó un particular cantito: “Y toque, y toque, y toque, la zurda de Carlos López”

Fútbol

El Zurdo fue una figura del fútbol al equipo que fuera, pero ¿qué hay de sus hijos y nietos? en una entrevista confesó, “tengo cinco nietas y ninguna quiere ser futbolista”.

Goles

López fue uno de los mejores extranjeros que jugó en el país, debutó en Bolívar en 1985, jugó un total de 211 partidos entre Liga y Copa en los cuales marcó 29 goles. Su mejor temporada fue en 1987 cuando anotó siete goles en 33 encuentros.

Homenaje.

El 7 de octubre de 2018 en el partido entre Bolívar y Royal Pari en la ciudad de La Paz, se llevó a cabo un emotivo homenaje con la presencia de sus familiares, dejando un “gracias Zurdo” para despedir al ídolo académico.

Iberoamericana

Cuando era DT del club paceño Carlos Ángel tenía una anécdota con Mauro Cuéllar dirigente de dicha institución, “nos obligaba a ganarle a Oriente Petrolero; entonces para el próximo partido, que era con Chaco Petrolero, les dije a los jugadores que era Oriente, por su parecido con la camiseta y el nombre, pero no era tal, así que le metimos con todo y nos fue bien” relataba en sus entrevistas.

Jóvenes

Entrenar a niños y jóvenes fue su mayor alegría luego de retirarse del fútbol profesional, desde su experiencia también veía con buenos ojos para poder trabajarlos a Erwin Saavedra, Jaime Arrascaita y Rudy Cardozo.

Libertadores.

Fue en el club Bolívar que se retiró con 40 años, la Copa Libertadores de 1992 fue su último encuentro con el balón de manera profesional.

 

Maradona.

En 1979 compartió plantel con Diego Maradona en la selección argentina, el pibe que cinco años antes le había pedido la camiseta en el entretiempo de un partido entre Colón y Argentinos Juniors.

Nunca.

En Bolivia se ganó el respeto no solo de la hinchada también de la dirigencia, siendo un caballero dentro de la cancha, él nunca fue expulsado y sin duda alguna fue un señor fuera de su faceta como futbolista.

Oro

Considerado el mediocampo de oro, el Zurdo López con su habilidad para armar el juego alineaba en Bolívar con Vladimir Soria, Carlos Borja y Juan José Urutti, sin duda un medio de temer para cualquier rival.

Pablo Escobar

López trajo a Bolivia al emblema atigrado Pablo Escobar en 2004, su intención era que juegue en Bolívar pero no tuvo cabida por lo que posteriormente lo lleva a San José.

River.

Tras la huelga de los jugadores profesionales en 1971 le trajo una oportunidad inmejorable. River disputó un amistoso con Excursionistas y Didí quedó azorado por la habilidad de “ese pibe flaquito que tiene la 10”. Un llamado dirigencial y su inmediato pase a préstamo le facilitó la gran chance de jugar en Primera División. Debutó en la cuarta fecha del campeonato Metropolitano de 1972, en la victoria 2-0 ante Independiente en Avellaneda.

Saint Andrew’s .

Formó parte del proyecto de fútbol infantil en el prestigioso colegio Saint Andrew’s de La Paz, él fue uno de los artífices para que los jóvenes estudiantes viajen a su país natal a disputar un campeonato.

Trabajo.

Tras la muerte de sus padres trabajó de mozo y vivió en una de las piezas de la utilería de Excursionistas, el club donde comenzó a jugar en el Ascenso, en 1970, en la vieja Primera B Metropolitana.

Último.

En 2016, en una nota al diario La Nación, consideró a Juan Román Riquelme como el último 10.

Vélez.

Si bien su paso fue fugaz en Vélez, es de destacar que Carlos Bianchi lo elogió como su mejor asistidor.

Xeneize.

Tuvo un efímero paso por el equipo xeneize, en una olvidable campaña de 1984 con Dino Sani como entrenador.

 Zurdo.

Era un volante que supo deslumbrar por su intuitivo talento para trasladar la pelota. Fue un clásico 10, de esos virtuosos que por la generación y concreción de cada jugada invitaban gentil y obligadamente al aplauso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *