Mundial Rusia 2018, ¿ a lo Beckenbauer?

julio 24, 2018

348 vistas

Hablando de lesiones en Mundiales una de las más icónicas es la de Franz Beckenbauer en semis de México 70 ante Italia, el marcador iba empatado y no le quedaban cambios a Alemania, Beckenbauer recibió una falta y en la caída se rompió la clavícula, ante la situación se decide “sujetar” el hombro con vendas y acabar el partido.

Antes y durante cualquier Mundial las lesiones son el fantasma que preocupa a jugadores, cuerpos técnicos, médicos y a los hinchas; éste no ha sido la excepción, sin embargo si analizamos las mismas tenemos un factor común: el desgaste de los jugadores en sus equipos; lo que condiciona que se tengan menos jugadores en la nómina de un plantel mundialista.

Pese a todo las lesiones se han reducido en más del 30% respecto a las del Mundial Corea 2002, según un estudio publicado en el British Journal of Sports Medicine  en 2002 la tasa fue de 2,67 lesiones por partido, la cifra más alta, hasta llegar a las 1,68 lesiones por partido en 2014, lo que representa un descenso del 37%; de éstas más del 60% fueron provocadas por contacto entre los jugadores, el 22%  sucedieron por juego sucio, las que han disminuido con la ayuda de la tecnología, no obstante las de contacto mantienen una constante, así los autores destacan la importancia de la tecnología, que ayuda desde la prevención, tratamiento y recuperación de las mismas; la  preparación física, el fair play de los futbolistas y, especialmente, las mayores sanciones dadas por los árbitros, que en los últimos años han recibido formación médica por parte de la FIFA.

Entendemos por lesión a “cualquier afección musculoesquelética (incluyendo traumatismos) sucedida durante un partido por la que se recibió atención sanitaria por parte de los médicos, independientemente de las consecuencias en relación a la ausencia de un partido o entrenamiento”, bajo esta premisa es comprensible la importancia de la adecuada preparación física, realizar entrenamientos dirigidos a evitar las lesiones por contacto, la importancia de incluir un sistema de monitorización de incidencias, con el objetivo de incluir en este tipo de análisis el diagnóstico final y el tiempo exacto que el futbolista debe estar apartado de los terrenos de juego.  Precisamente éstas son razones que argumentan una aplicación más al novedoso sistema de asistencia por vídeo (VAR) con el que cuenta el equipo arbitral de éste Mundial, que puede servir para entender mejor el mecanismo de la lesión y relacionarla con la sanción impuesta por los árbitros; justificando la importancia de incorporar la tecnología en el deporte.

Es poco probable volver a vivir una lesión  a lo Beckenbauer, dependerá de si es posible soportar la molestia o de que, en el peor de los casos, el deportista le den más importancia a un partido que al resto de su carrera, sin embargo mantenerse en la cancha hasta romperse no es lo que diferencia a los profesionales sino su experiencia y madurez para tomar o acatar las mejores decisiones.

Autor: Jessica Cordova

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *