el timao, la gloriosa selección de 1994

junio 14, 2018

265 vistas

Más de 20 años después desde que Bolivia vibró con la selección nacional en el Mundial de Fútbol de 1994., las entonces figuras en cancha continúan en su mayoría vinculados al deporte muchos de ellos o en su mayoría como entrenadores.

De los 22 jugadores mundialistas, Luis Hector Cristaldo fue el último en dejar el fútbol profesional para dar el paso hacía la dirección técnica. Así como se ganaron su nombre dentro de la cancha, con mucho trabajo buscan en la actualidad hacerlo como entrenadores, tal es el caso de Gustavo Quinteros que no solo tuvo paso por clubes nacionales sino que ya dirigió la Selección de Bolivia y Ecuador.

Julio César Baldivieso también estuvo al frente de la Verde y hace pocos meses de la Selección de Palestina. Otros dirigen actualmente clubes profesionales en el país como Erwin Sánchez en Blooming y el actual campeón nacional es Wilstermann quien está dirigido por Álvaro Peña.

Justamente el delantero que hizo vibrar con sus goles a todo el país, habló un poco de la actual relación de los ex mundialistas, “la última vez que jugué con ellos fue por Oscar Sánchez, ahí nos juntamos casi todos porque faltaron algunos” recuerda, Personalmente, Peña ha tenido más encuentros con “Melgar, Juan Manuel Peña, Etcheverry, Soruco, Cristaldo, Dario Rojas, son los que más veo en las canchas, algunos tienen escuelas de futbol, otros son empresarios, otros dirigentes de fabol”.

Peña recuerda el primer entrenamiento de dicha Selección, “fue en Cochabamba jugábamos contra Honduras” recuerda aquella primera práctica, asimismo reconoce que hay muchísimas anécdotas de ese proceso, “fuimos a jugar a Nueva York y ‘raton’ (Oscar Rodriguez – utilero) tenía los tickets del avión, se los había dado a un negrito y el aeropuerto estaba lleno de negritos cuando le pidieron los tickets no sabia a quien se los dio” recuerda entre risas.

Para el mundialista y actual campeón nacional, la principal fortaleza de aquel grupo fue “la unión y el respeto hacia los demás, nos conocíamos de memoria, cada uno sabía lo que le gustaba al otro en la cancha”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *