Joselito Vaca, el símbolo cruceño que se renueva cada temporada

abril 23, 2018

107 vistas

Los clásicos cruceños son los partidos en Bolivia que se viven con más intensidad por la rivalidad que tienen los grandes de la ciudad de Santa Cruz como son Blooming y Oriente Petrolero. La capital cruceña vibra con este partido una semana antes y hasta una semana después de que se desarrolló el partido. La rivalidad es tan marcada que hace imposible que uno aplauda a cualquier jugador del equipo del frente por cualquier razón, pero existe un futbolista que a lo largo de su carrera se ha ganado el cariño y el respeto de las dos hinchadas, celestes y verdolagas, reconocen el talento y todas las virtudes de Joselito Vaca.

Joselito con 35 años en el último clásico cruceño dejó en claro que no solo está vigente sino que está siempre listo para empujar a su equipo hacia el tan ansiado título que hace varios años no logran conseguir. Si bien Blooming es su casa, el cruceño es un referente del fútbol de Santa Cruz por sus pasos constantes entre los dos equipos grandes de esta ciudad, situación que siempre estuvo marcada por la admiración y cariño que se ha ganado de parte de los hinchas de la academia celeste de Blooming como del club refinero.

Vaca se formó en la Academia Tahuichi Aguilera, su debut fue con Oriente Petrolero, el mismo jugador relata que su primer partido lo vivió “con muchos nervios, era la primera vez que jugaba con mucho público, me tocó debutar contra el Tigre en Santa Cruz”.

De hecho su carrera está marcada por interesantes casualidades, una de ellas es la que tiene con el club The Strongest, “Mi primer título a nivel profesional fue con Blooming, algo inolvidable, fue en La Paz, frente al Tigre. Las dos veces que he salido campeón fue contra el Tigre, también debuté contra aquel equipo” cuenta el 10  mientras recuerda con sonrisas de por medio.

Otro de los momentos perdurables que tiene, es su último campeonato conseguido “El último título que he ganado ha sido con Oriente, la verdad que fue algo inolvidable, salir campeón de la manera que lo hicimos, veníamos 12 puntos detrás del puntero, fue un campeonato excelente para todos y ver a la gente festejar un título fue impresionante”.

De su paso por el cuadro refinero le queda el cariño de la gente, “cuando llegue a Oriente me trataron muy bien, los compañeros me ayudaron bastante, en Oriente debuté, salí campeón del Clausura pero perdimos la final contra Wilstermann porque antes era campeón nacional de todo el año, 2010 salimos campeones también, tengo muy bonitos recuerdos en Oriente”.

Y qué puede decir de su estadía en la academia cruceña, “En Blooming me han tratado muy bien, me he sentido cómodo y el cariño de la gente hace que uno esté cómodo, tenemos todo lo que se necesita para poder entrenar y a veces uno se encariña mucho con una institución” asegura Joselito que ineditamente no es resistido por ninguno de los clubes cruceños, todos reconocen su trayectoria, nombre y profesionalismo, algo que a él mismo le sorprendió en su momento, “A veces pasa por lo que uno sale bien de la institución, yo no salí mal con los dirigentes, mucho menos con la gente, cuando salí de Blooming habíamos salido subcampeones, llegó a Oriente y la gente de Blooming sentía todavía el cariño, porque mi primer partido que jugué en Oriente es contra Blooming entonces yo esperaba que la gente me empezara a gritar e insultar pero no pasó, lo mismo pasó con Oriente, salí campeón el 2010 y luego en 2011 me voy a Colombia, regreso y me voy a Blooming entonces era recientemente, pasa por el respeto a la gente” asegura con mucha experiencia el jugador.

Desde su debut profesional hasta el momento solo ha salido dos veces de Santa Cruz, la primera en la década de los noventa cuando el fútbol de Estados Unidos puso sus ojos en el boliviano, el Dallas Burn fue el club donde jugó y donde sin duda se ganó también el cariño de la gente que siempre lo recuerda en el país norteamericano, “Fui muy joven, fue un poco complicado por el tema del idioma, primera vez que salía fuera de mi casa, me costó bastante pero fue una experiencia muy bonita, llegue a una ciudad muy grande, donde no habían micros y si no tenías vehículo no te podías transportar, fue una de las anécdotas que tuve”. Años después también pudo jugar en el fútbol de Colombia, en el club Deportivo Pasto.

Foto: Álvaro Durán Herrera

Con tan buenas temporadas en los grandes equipos cruceños, la pregunta estaba en por qué nunca vistió ninguna camiseta de alguno de los clubes de La Paz, “Siempre me sentí cómodo en Santa Cruz con la familia, tuve las oportunidades pero preferí quedarme” confesó.

Otro de los temas que no dejó pasar, fue la razón de porque los equipos paceños se han quedado con casi todos los campeonatos en las últimas temporadas, “Si bien estos últimos años Bolívar y el The Strongest se han quedado con los títulos no creo que sea por la altura, si fuera la altura estuvieran Real Potosí, Nacional, San José peleando los títulos, pasa más por la continuidad que le han dado a los equipos, son los mejores equipos porque tiene a los mejores jugadores, no influye la altura sino los jugadores” analizó.

Un detalle nuevo para esta nueva temporada tiene que ver con la cantidad de equipos de Santa Cruz en el fútbol profesional, en esta oportunidad son seis de catorce, esto también fue analizado por Vaca, “Menos viaje, más que todo eso, más oportunidades de pelear el título porque todos somos del llano, hay que tratar de aprovecharla”.

Dentro de su amplia trayectoria también tiene momentos importantes con la camiseta de la Selección, fue el Bambino Veira quien lo convocó por primera vez. “Debuté en la selección en un partido amistoso contra Paraguay en Argentina, fue anecdótico porque entré y se acabó el partido no logre ni tocar la pelota, pero igual los nervios siempre estuvieron” y en esta última Eliminatoria también pudo ser parte de una de las fechas dobles, “Hoyos me llamó para la fecha contra Brasil y Venezuela, después de mucho tiempo regrese, otro ambiente, puros jóvenes, pero estar en la selección siempre es una satisfacción”. Justamente uno de sus sueños pendientes y que lastimosamente es consciente que no lo alcanzará, es jugar un Mundial, “Nos falta más trabajo, más continuidad con los técnicos y con los jugadores” apunta Joselito como el error que ha impedido que el país vuelva a conseguir una clasificación.

Siguiendo en el ámbito internacional uno de los partidos más importantes y emocionantes que disputó en el marco de la Copa Sudamericana fue “El 2015 contra Colonia en Uruguay con Blooming cuando pasamos en penales, ganamos de local, perdimos de visitante con 9 jugadores, ese fue uno de los partidos que me ha marcado” esperando repetir una buena actuación en la presente Sudamericana también con la academia cruceña.

Una pregunta que se guardó para el final es, ¿Hay Joselito para rato?, “Me siento bien todavía, tengo las ganas más que todo, veremos cómo me va este año, mientras no haya lesión, las ganas siempre van a estar” respondió el 10 que se ilusiona con pelear el título y consciente que tiene dos años más de contrato con el club celeste de Santa Cruz.

Joselito tiene marcados a dos entrenadores en su vida, “Todos los técnicos siempre te dejan algo, pero siempre voy a estar agradecido con el profesor Cata Roque que fue quien me dio la oportunidad, siempre me apoyó en todo, Mauricio Soria, se portó muy bien conmigo me dio oportunidad y confianza” y él se ve también luego de futbolista al borde de la cancha, “Como técnico no, pero si como ayudante de campo, tengo buena amistad con Hugo Suárez y Pablo Salinas, siempre hemos hablado de formar un cuerpo técnico cuando hayamos dejado el fútbol”.

Fotos: Álvaro Gumucio Li

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *