Guillermo Viscarra inició de gran manera su paso por el fútbol Europeo

abril 23, 2018

213 vistas

Texto: Itay Goder

Fotos: Hapoel Raanana Soccer

Cuando entras en el departamento de Guillermo “Billy” Viscarra, no puedes perderte la gran raqueta de tenis en la sala de estar. Resulta que el arquero boliviano de Hapoel Ra’anana no solo es un portero talentoso sino también un jugador de tenis de calidad.

Su carrera en el deporte blanco duró hasta la edad de 12 años, por lo que, por consejo de su padre Sergio, se mudó al fútbol, pero hasta el día de hoy encuentra tiempo para jugar al tenis. “Este es el segundo deporte que me gusta hacer hasta el día de hoy”, dice Viscarra en una entrevista con Cábala.

“Siempre jugué fútbol y tenis, pero a los 12 años mi padre me dijo: ‘Tienes que decidir lo que quieres ser, un jugador de fútbol o un jugador de tenis. No se pueden hacer dos cosas al mismo tiempo. Elige un deporte y excelencia en él. ¡Tú decides!”. Elegí fútbol, ya sabes, para ser un portero tienes que estar un poco loco, pero desde una edad temprana me gustó, ser un poco diferente. Me encantó también porque estoy bien”.

Sergio Viscarra es, sin duda, la figura clave en la vida del portero del Hapoel Ra’anana. Está involucrado en la carrera de su hijo, hablan mucho, ambos hicieron el mismo tatuaje el mismo día, y no es un accidente, “Mi padre era conductor de rallyes en Bolivia, un día tuvo un grave accidente automovilístico y luego yo, mi madre y mi abuelo le suplicamos que parara y así fue”, cuenta sobre la relación con su padre y agrega: “A la edad de 15 años, me fui a Brasil y pasé la mayor parte del tiempo allí solo durante seis años, y cada vez que estaba quebrado y quería irme, mi padre me decía, ‘No hay problema, mañana te enviaré sus boletos de avión, si él me presionaba y decía, ‘quédate, quédate’, podría haberme ido”.

¿Ya te ha visitado en Israel?

“Todavía no, pero él llegará pronto, junto con toda la familia. Hace unas semanas, mi hermana se casó y lamentablemente no pude asistir a la boda, soy un profesional en Europa y no pude encontrar el momento, toda la familia estaba ocupada con su boda, pero vendrán pronto”.

¿ Lo extrañas?

Somos muy cercanos y es muy importante para mí escuchar sus comentarios y escuchar sus consejos. Mi padre entiende mucho el fútbol y siempre está conmigo. Él es como mi agente, pero no realmente porque tengo un agente y están en contacto excelente y funcionan bien. Mi padre está muy involucrado en mi carrera, pero sabe cómo hacer la separación y, cuando es necesario, deja que mi agente haga su trabajo”.

Eras el capitán de tu equipo en Bolivia, ¿por qué te fuiste?

Quería este cambio en mi carrera, quería salir a jugar en Europa y así fue como llegué aquí. Antes de Ra’anana, tuve conversaciones con clubes de Portugal, Bélgica y México, pero Ra’anana era la más seria. Hablé directamente con el entrenador, Menahem Koretski, mi padre habló con el propietario del equipo, Asher Alon, y tuve la sensación de que me necesitaban. Consulté con jugadores que ya habían jugado en Israel como Carlos Arias y Ronald Raldes, quienes me aconsejó que viniera.. No es fácil llegar a mitad de temporada, pero esa fue la decisión correcta.

¿Por Ra’anana y no un equipo más grande?

Ra’anana es mi primera parada en Europa y para el primer paso en la carrera europea es una buena decisión, y en un equipo como Hapoel Ra’anana puedes demostrar tus habilidades.  No importa cómo lo mires, esta es una excelente decisión para todos los lados.

Han pasado tres meses desde que se unió Viscarra y el balance de Ra’anana es positivo. A pesar de la eliminación en las semifinales de la Copa, y a pesar de que el equipo aún no ha prometido quedarse en la liga, la impresión que deja Viscarra es tremenda. Hapoel Ra’anana atribuye el cambio en el equipo a la llegada del portero boliviano. “La conexión entre Billy y el club es increíble”, dice el entrenador Koretski, él mismo un portero anterior. “Tiene todo lo que necesita para tener éxito en Israel y hacer una gran carrera aquí. Viscarra hace un gran trabajo. Confío en él, es disciplinado y tiene mucho talento. Lo más importante: mejora de juego en juego. Además de todo, él también es una figura muy positiva en el vestuario”.

El propio Viscarra está satisfecho con Ra’anana y se enamora de Israel. Las dificultades en las relaciones diplomáticas entre los dos países en realidad no le interesan. “Israel es simplemente un gran lugar, todo está cerca, excelentes restaurantes, el mar en Tel Aviv, estoy muy feliz” añade.

¿Y cuál es tu impresión sobre el nivel de la liga?

El nivel en Israel es realmente bueno en muchos sentidos, hay estadios hermosos, que son de muy alta calidad, mucho mejores que los campos en Bolivia. Es imposible comparar la liga israelí con la liga en Bolivia, está claro que Israel es mejor. Lo que me falta aquí esel ambiente alrededor de los juegos, como lo tenemos en Bolivia.

Hay muchos buenos porteros en Israel, ¿dónde te clasificarías?

Creo que estoy entre los tres mejores porteros en Israel, pero aún tengo que demostrarlo en los juegos, quiero tener éxito en la liga, y después de que termine la temporada, puedo responder mejor.

¿Qué causó el cambio positivo en Ra’anana?

Los nuevos jugadores que vinieron en enero marcaron la diferencia porque trajeron al equipo la mentalidad que faltaba. Al principio solo teníamos motivación para permanecer en la liga y estamos muy cerca de hacerlo. Creo que con tres o cuatro puntos lo logramos.

¿Ra’anana te dejará ir si uno de los grandes clubes en Israel te quiere en el verano?

Está claro que quiero progresar en mi carrera y jugar con un equipo más grande, y Hapoel Ra’anana lo sabe. Vine aquí para avanzar, pero tengo un contrato para la próxima temporada.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *