¡EL CLÁSICO!

marzo 21, 2018

549 vistas

Autor: Carlos y Borja de Mesa

Sin menospreciar un ápice a los otros clásicos del país, por historia, por trascendencia y por la suma de títulos nacionales de los dos grandes clubes paceños, no creemos exagerar si decimos que el gran clásico boliviano es The Strongest-Bolívar.

Solemos tener memoria corta. Si decimos que “Chato” Reyes Ortiz (tigre) y Mario Alborta (académico) eran unos cracks…miradas de sorpresa e interrogación. Si decimos que el “Maestro Ugarte” (celeste) y ”Perro” Vargas (atigrado) eran unos cracks…algunos hinchas de la tercera edad sonreirán complacidos y la mayoría pensará que esos nombres les dicen poco o nada. Si, en cambio, decimos que el “Pájaro” Escobar y el “Conejo” Arce son unos cracks…todos a coro dirán: sí, son los referentes de The Strongest y Bolívar, porque el clásico, cualquier clásico, se vive en presente, en acción, no en la memoria.

Intentemos, a pesar de esa gran verdad, rebobinar. No son 208 clásicos, son 390. El fútbol boliviano no comenzó en 1977, comenzó en 1896 y el fútbol organizado en Asociación empezó en 1914. El primer clásico no se jugó en 1977, se jugó en 1927, cincuenta años antes, y por añadidura fue un empate.

“Pero”  -siempre hay un pero-, “es que estamos hablando del fútbol profesional”, dirán muchos. Nuestra respuesta es que el fútbol profesional comenzó en Bolivia en 1950, no en 1977…Veamos las cifras

  •         41 partidos en la era amateur (1927-1949): 14 para cada uno, el resto tablas.
  •         109 partidos en la era profesional pre liga (1950-1977): 54 celestes, 26 atigrados, el resto tablas.
  •         208 partidos en la era profesional liguera (1977-2018): 86 celestes, 52 atigrados, el resto tablas.
  •         22 partidos en las copas verano/invierno (2005-2016): 9 celestes, 3 atigrados, el resto tablas.
  •         6 partidos en la Libertadores (1989-1994): 2 celestes, 0 atigrados, el resto tablas.
  •         4 partidos en la Sudamericana (2003-2005): 2 atigrados, 0 celestes, el resto tablas.
  •         390 partidos en la historia (1927-2018): 165 celestes, 97 atigrados, el resto tablas.

Foto: Arturo Orgaz

Sí, tiene razón el lector, el clásico es mucho más que números, verdad. Es magia, es pasión, es entrega, es devoción, es estadio Siles, es curva norte y curva sur, es banderas desplegadas en el alma intensamente celeste u hondamente atigrada. Es el canto “Desde el Illimani…” o “A las 4 de la tarde…”

Pero digámoslo en voz alta, el clásico es la esencia de la historia del fútbol paceño, historia labrada desde hace 91 años ¡Toda una vida!

Los grandes símbolos de sus respectivas dirigencias, Mario Mercado en la norte,  Rafael Mendoza en la sur y, claro, podríamos recordar a muchos jugadores, pero en realidad tú eres el clásico, seas tigre o académico, sin ti esta historia estaría vacía.

El clásico, el tuyo, además, no es el mismo de tus papás o tus abuelos, es el tuyo y por eso no importa cuántas veces ha ganado el del frente, importa el próximo partido, nunca el anterior. Ese partido, el que viene, es el principio y el fin para un hincha de verdad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *