#17

marzo 21, 2018

Alfombra de oro, piso de tierra

Autor: Jorge Garrett

 

¿Alguna vez nuestro fútbol y nuestros medios de comunicación han estado tan cerca del fútbol mexicano? No que yo recuerde; quizás en los tiempos de Joaquín Botero en los Pumas de la UNAM, pero la difusión de esos años no se compara a la que tenemos hoy en día.

Y quizás suene obvio que nos hayamos acercado tanto al balompié azteca; nuestro mayor referente futbolístico de la actualidad juega en el balompié azteca. Alejandro Chumacero ha despertado un enorme interés en los medios bolivianos y mexicanos, se ha metido entre los mejores jugadores del Clausura 2018 de la Liga MX y se está ganando el corazón de los poblanos a base de esfuerzo y buen juego.

Pero, ¿qué tiene el fútbol mexicano que ha despertado la atención de muchos otros países en los últimos años? ¿La Liga MX es de verdad ese paraíso en el que todo jugador sudamericano quiere jugar por ser el fútbol que mejor paga en América Latina? Como bolivianos que nunca habíamos estado tan cerca del fútbol mexicano, ¿cuánto conocemos de este balompié tan exquisito y extravagante?

Si bien lo económico es algo atractivo, existen muchos detalles pequeños (gigantes) debajo de la alfombra que muchos no conocen.

Primero, la multipropiedad, un fenómeno que vela únicamente por los intereses personales de los dueños. Esto consiste en que una misma persona pueda ser dueño de varios equipos, lo cual va contra las reglas de la Liga, pero estos señores súper poderosos están por encima de cualquier ley.

Segundo, el pacto de caballeros afecta negativamente al jugador, ya que lo pone casi como un objeto y él el dueño, de acuerdo a sus intereses económicos, administra al deportista como se le plazca. Pareciera que primero son activos y luego personas, dejando su interés profesional a un lado. Este es uno de los actos más criticados por la prensa. Incluso la serie “Club de Cuervos” la señala.

Y por si fuera poco, los dueños de los equipos de la Liga MX y el Comité Deportivo de la Federación Mexicana de Fútbol (una de las más poderosas del mundo) se están planteando la posibilidad de que desaparezca el descenso a partir del 2019, quitando así todo sentido de competencia y pensando únicamente en su economía.

Así es, “Chumita” dio un gran paso a nivel futbolístico en su carrera al haber saltado del Tigre al Puebla, pero seguramente se topará con cositas que le desagraden y con factores que sus ojos jamás habían visto antes. El fútbol mexicano es único, nada como esto.