Una comedia que expone el mundillo del fútbol

noviembre 17, 2017

271 vistas

“La primera temporada era el Marco Polo de Netflix, a ver si este barco llega a tierra o no, y nosotros no medimos el alcance hasta que entendimos lo que era Netflix. Éra el piloto y por eso hablo de que había mucha presión, no era solamente la presión de la primera de México, era la primera fuera de Estados Unidos”, Luis Gerardo Méndez (Chava Iglesias)

 

A lo largo de tres temporadas Club de Cuervos se ha convertido en una de las series más exitosas de Netflix.  Esta es la primera serie producida en español y por latinos para la plataforma y ¿De qué otra cosa iba a hablar la primera serie de Netflix latinoamerica si no de fútbol?,  pero su éxito radica en que está enfocada en los aspectos más controvertidos de la industria.

 

Desde su inicio, ese fue el enfoque que la diferenció rápidamente de otras series de TV que tuvieron éxito con la temática futbolera. En Colombia, La Selección (también disponible en Netflix) fue un suceso, pero esa serie muestra la vida íntima de una de las selecciones más recordadas de ese país. El fútbol nos vuelve locos en España, Uruguayos campeones en Uruguay, o Botineras en Argentina –una novela de Telefé- también intentaron mostrar algunos enfoques polémicos y quizás ocultos del mundo del fútbol.

 

Pero la diferencia entre estas tele series producidas y pensadas para un mercado interno de televidentes, es que Club de Cuervos es producida con la mentalidad Netflix. Es una serie global y desarrollada para el streaming, pensada para una audiencia internacional de constante demanda. No tiene límites, puede verse en distintos idiomas o subtitulada en casi todo el mundo.

 

Ambición, poder, coimas, egos, drogas, fiestas, dirigencia, homosexulidad, agentes, derechos de televisión, sponsors, todos los temas “tabú” del fútbol están en la trama, que no se queda con eso, la superficialidad pasa de largo y aborda temas más humanos, relaciones familiares, personales  hacen que la serie no sea sólo atractiva para personas futboleras.

 

Gary Alazraki es el director de la serie, que de manera clara pone en la mesa algo que hace rato se discute en el deporte en general, el negocio ha superado cualquier interés, incluso el del propio interés por el deporte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *