Steinhaus, pionera en el arbitraje mundial

octubre 19, 2017

238 vistas

Bibiana Steinhaus vive un año muy especial en su carrera, la alemana de 38 años marcó un hito histórico para las mujeres en el fútbol al convertirse en la primera mujer árbitro en dirigir un partido de las ligas más importantes del fútbol europeo.

Bibiana heredó la pasión por el arbitraje de su padre, quien ejerció esta profesión sin llegar al profesionalismo. Actualmente es novia de Howard Webb, recordado por pitar en la final del Mundial de Sudáfrica 2010 entre Holanda y España, sin embargo los logros que consigue ahora son fruto de su esfuerzo y perseverancia.

“Siempre ha sido mi sueño dirigir en la Bundesliga, me causa mucha alegría alcanzar esta meta y es una confirmación del duro trabajo y arduo camino que he recorrido hasta aquí” declaró emocionada a los medios tras conocer su designación para ser la jueza central en el duelo entre Hertha Berlín y Werder Bremen, partido que el cuadro local no quiso dejar pasar y lo convirtió en una jornada especial para las mujeres, ya que rebajó en un 50% el precio de las entradas para todas aquellas que quisieron asistir y al final se logró tener un total de 50 mil espectadores en el estadio Olímpico de Berlín.

El camino de Steinhaus en el arbitraje comenzó a sus 16 años, cuando dirigió su primer partido; En 1995 consiguió la licencia y desde ese momento no ha dejado de cumplir sus sueños y superar sus metas. En 2007 fue la primer mujer en la segunda división de Alemania donde logró superar los cien partidos dirigidos entre tercera división y la Bundesliga 2; En 2011 arbitró la final del Mundial Femenino en Japón y también la de los Juegos Olímpicos Londres 2012.

Aunque Bibiana siempre supo que lo suyo era el fútbol, de niña probó ser jugadora, pero no era lo que ella realmente queria, años después también consciente de lo complicado que es el camino para las mujeres en el fútbol, decidió tener una segunda profesión, ella es oficial de policía en Hannover lo que le ha dado la fama de no solo ser justa sino también implacable.

Si bien llamó la atención del mundo en los últimos meses al ser parte de la Copa Alemana y la Bundesliga, ya en 2014 se expusó en el mundo del fútbol masculino, cuando ejercía de cuarto árbitro en el partido entre el Bayern Munich y el Borussia  Monchengladbach, Pep Guardiola no estuvo de acuerdo con la cantidad de minutos que adiciono, le reclamó y le puso la mano sobre el hombro, los registros de video mostraron como ella se saca la mano de encima y le responde “No me toques”.

Esta vez, en su primer partido como juez principal, los comentarios de los entrenadores tanto del Hertha Berlín como del Werder Bremen, fueron positivos, justamente Alexander Nouri, mencionó “Lo había dicho antes del partido, el sexo no juega ningún rol, lo que cuenta es el desempeño y hoy ha estado todo bien”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *