Alemania ganó el último ensayo mundialista

julio 18, 2017

175 vistas

El pasado 2 de julio terminó en Rusia la Copa Confederaciones, la última prueba antes de la Copa del Mundo del 2018 que se desarrollará en ese país del 14 de junio al 15 de julio del próximo año. En el torneo que se llevó a cabo en el país europeo, Alemania, con un equipo sin muchas de sus estrellas y un promedio de edad muy bajo, consiguió el título.

El equipo dirigido por Joachim Löw fue ampliamente superior durante todo el torneo. En los cinco partidos que tuvo, su peor resultado fue un empate ante Chile en la fase de grupos, rival al que derrotó en el partido decisivo del certamen.

El joven plantel alemán liderado por Julian Draxler –premiado como el mejor jugador del torneo con un galardón entregado por Diego Maradona– tuvo pocos inconvenientes en los primeros partidos, pero en la final se encontró con una selección chilena que lo tuvo a maltraer en varios pasajes del encuentro.

En el duelo decisivo, los sudamericanos fueron superiores, y contaron con más opciones de gol que sus rivales, pero en un error en la salida desde su defensa, Marcelo Díaz perdió el balón y le permitió a Timo Werner habilitar a Lars Stindl, quien definió sin ninguna oposición para anotar el tanto del título en el minuto veinte.

Este tanto le dio la victoria a Alemania, que consiguió su segundo título internacional a la cabeza de Löw. Pero los europeos no sólo tuvieron premios a nivel grupal, sino también galardones individuales. Draxler fue el mejor jugador, y en el caso de los goleadores hubo un triple empate: Leon Goretzka, Stindl y Werner marcaron tres tantos, pero este último recibió el Botín de Oro porque además de los goles hizo dos asistencias, mientras que sus compañeros no realizaron pases de gol.

El único premio que no consiguieron los alemanes fue el Guante de Oro, que fue entregado al portero chileno Claudio Bravo, que si bien no fue fundamental en la final (porque no tuvo intervenciones), fue el héroe de la semifinal luego de atajar tres penales y permitir que su selección llegue al partido decisivo con un resultado de 3-0 en la definición desde los 12 pasos.

En cuanto a la organización, Rusia se llevó un punto alto al albergar a estas ocho selecciones campeonas de sus asociaciones. La Copa pasó sin problemas, lo que genera una buena expectativa para el Mundial del próximo año.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *